Chorio

Las escaleras de Kali Strata desembocan en la plaza Syllogou. Detrás de la plaza, un camino llega detrás del castillo y a la iglesia Lemonitsa. El castillo de Symi a sido restaurado por los caballeros de la Orden de San Juan a principios del siglo XV. Durante la segunda guerra mundial aún estaba en muy buen estado, por lo que fue utilizado como depósito de municiones. El depósito explotó destruyendo el castillo así como la iglesia de la Anunciación que se encontraba en el interior de la muralla. Aún se conservan trozos de la muralla hoy en día, y una placa ha sido situada en honor a Filiberto de Niallac, el Gran Maestre de los Caballeros Franceses.

Si continuamos a lo largo de Kali Strata, encontraremos una vieja farmacia que se utiliza actualmente como consulta médica. Ha sido restaurada y alberga una interesante colección de instrumentos médicos. El museo que expone numerosos objetos dignos de interés, se encuentra más arriba, en Palio Chorio. Está bien señalizado con pancartas. Abre de martes a domingo de 10:00 a 14:00 horas.

La preciosa casa Chatziagapitou restaurada en el siglo XVIII se encuentra en las proximidades. Se puede visitar durante el horario de apertura del museo. Chorio está poblado de numerosas iglesias, gozando algunas de ellas con un interés particular. Generalmente dichas iglesias están cerradas, salvo el día en que se celebra la fiesta de su santo patrón o en ocasión de algún festival. Chorio fue construida sobre un pequeño pueblo anterior y la recorren numerosas callejuelas estrechas bordeadas de casas pintorescas, principalmente de estilo neoclásico.